Cómo superar los ataques de pánico efectivamente y sentirse bien de nuevo. (Parte 7)


Miedo al Miedo?

Los que hemos padecido trastorno de pánico podemos entender perfectamente el término “miedo al miedo”.

Toda esta mala experiencia de ataque de pánico quedará guardado en tu memoria, en el hipocampo, que es el bibliotecario del cerebro y te recuerda siempre que un ataque de pánico es horrible, así te juega en contra a veces y te angustia innecesariamente de vez en cuando.

Dentro de mi trastorno de ansiedad generalizada, padecí de ataques de pánico los primeros tres años, de un total de sietes años que padecí de ansiedad.

La experiencia de haber vivido una crisis de pánico produce en nosotros tal impacto que nos deja híper-vigilantes hacia cualquier síntoma de nuestro cuerpo (interocepción), que fácilmente sobre estimula nuestros sentidos, nos deja hipocondriacos. Pensamos que algo está mal en nuestro cuerpo y sobre excita ciertas partes de nuestro organismo, como los muslos, el estómago, los intestinos, la presión arterial o la respiración.

Entender bien el proceso de un ataque de pánico es definitivamente el mejor camino para perderles miedo y si ocurre, aceptarlas sin pelearlas, como cuando ves una enorme ola que se acerca. Si la peleas, te golpea con más fuerza, si no la peleas, la atraviesas sin mayores dificultades.

Al entender lo que está ocurriendo y saber que no puede durar mucho tiempo, automáticamente desactivas la amígdala y activas el cerebro racional, el neocortex, (el CEO) y dejas de percibir peligro, activando a la vez el sistema parasimpático del sistema nervioso, el cual te calmará.

Mi llave para superar el trastorno de pánico fue entender en detalle este proceso proceso, y así perderle miedo al miedo, desvalorizarlo mentalmente.

Por otro lado, practica meditación para familiarizarte nuevamente con tu paz interior.

No puedo dejar de insistir lo suficiente sobre las bondades de la meditación para las personas ansiosas, para mí ha sido una herramienta saludable fantástica.

Ansiedad es la enfermedad número 1 en Reino Unido ahora mismo. En Estados Unidos 4 de cada 10 personas lo padece, hasta se llaman la generación XANAX.

Las mujeres somos dos veces más propensas a padecerlo que los hombres porque tenemos un cerebro emocional más complejo o por cuestiones hormonales también.

En los adolescentes las crisis de pánico han aumentado debido a la adicción a la internet. Los “mensajes”, "likes" y "comentarios" hacen que estén en constante alerta, viviendo en un mundo paralelo. Activan su amígdala muy a menudo volviéndola hipersensitiva, cada vez suena más fácil y más fuerte.

Por otro lado, la incertidumbre produce mucho estrés, ya que pensamos que hay un tigre en algún lado, pero no podemos verlo.

Hay que traer al tigre a la luz, hay que identificarlo, identifica a qué le tienes miedo, ve a la raíz de tu temor.

Al entender cómo funciona la crisis de pánico, te irás alejando de las pastillas para dormir, tranquilizantes o las píldoras para la presión alta y lo más importante, vas a dejar de ser un dramaturgo o dramaturga, y parar el auto-sabotaje.

Una vez más…practica meditación, una caminata serena a la mañana y reconéctate con tu paz interior.

Se puede vivir sin ataques de pánico?... SI, y sentirnos bien en nuestro cuerpo de nuevo.

Sobre la Autora: Doraliz Aranda escribe desde Derby Inglaterra. Este es un extracto de su libro “La Llave para salir de tu prisión mental de estrés, ansiedad o depresión" (escrito desde la perspectiva de una paciente recuperada), y es para ayudarte a gestionar mejor tu salud mental en momentos de crisis e incertidumbre. Para descargar el audiolibro completo de forma gratuita, puedes acceder a la promoción de 30 días de Audible.com, y escucharlo mientras caminas o conduces.

Para más información visita www.doralizaranda.com o visita mi blog para acceder a otras herramientas para el mejor manejo del estrés, la ansiedad o la depresión y reconectarte con la alegría de vivir.

Redes sociales
Entradas recientes