Bullying en el trabajo

Las bromas pueden tener doble filo en el ambiente laboral ya que algunos utilizan este mecanismo para decir “en forma de juego” lo que en verdad están diciendo con todas las intenciones de herir, no hablemos cuando empiezan a colocar sobre nombres a un colega lo cual a veces puede ser pintoresco para otros pero al afectado le resulta un balde de agua fría.

Otra cuestión es el jefe, que nunca pierde una ocasión para corregir pero cuando esas correcciones comienzan a llegar todo el tiempo y sobre cada coma, definitivamente nos quita de nuestra zona de confort y empieza a hacernos sentir incómodos.

Cuando más te dicen “no te equivoques”, es cuando más errores cometes y es simple, te pone en alerta, te vuelve inseguro y allí fallas.

Otro punto es “trabajar bajo presión”, tienes un cliente allí en frente que te está gritando y agrediendo a quien no puedes decirle nada sino aceptar sus palabras y todas las humillaciones que te está infligiendo, a menos que tengas un jefe con la suficiente personalidad para parar a este cliente que claramente está maltratando a un personal.

“Cero Intolerancia” para cualquier tipo de abuso, maltrato y ofensa a cualquier personal de la compañía, ya sea de colegas, clientes o proveedores debe ser parte de la política de toda empresa. Esto garantiza que cualquier personal se sienta a gusto en sus ocho horas de trabajo y tenga una correcta salud mental, al menos en lo que se refiere a nivel laboral.

Debe existir reglas claras que no perjudiquen la interacción entre colegas, ya sea en el ambiente laboral y hasta online porque algunos comentarios en el espacio cibernético también pueden intoxicar las relaciones personales entre colegas.

Un ambiente laboral en donde reine la colaboración y el mutuo respecto es el ambiente ideal para cualquier ser humano, un ambiente sano para desarrollar habilidades, experiencia, risas y buenas memorias.

Redes sociales
Entradas recientes