Cómo superar las crisis de pánico efectivamente y sentirse bien de nuevo. (Parte 5)


Ahora tu organismo está produciendo las hormonas de estrés: adrenalina (epinefrina), noradrenalina (norepinefrina) y cortisol en tus glándulas suprarrenales.

Sientes una carga de energía como para salir corriendo, o quieres irte al baño para alivianar el cuerpo. Tu corazón ahora late más rápido, tus músculos se tensan y tu respiración se acelera, ese es el efecto de la adrenalina. También ésta hormona dilata tus pupilas para que puedas ver tu camino más lejos, ¡hasta en la media noche!

Pero demasiada adrenalina de golpe efecta tu visión e interfiere con tu sentido auditivo, de allí que parece que todo se vuelve en cámara lenta, ves todo milimétricamente y los sonidos se amplifican, lo cual si no lo entiendes, resulta aterrador. Pero son sistemas primitivos que nos permitieron sobrevivir en la jungla, en realidad la adrenalina te está ayudando a ver y escuchar todo con más detalle, para detectar el peligro que has comunicado a la amígdala, que sigue sonando la alarma, porque le has dicho que hay un peligro al asecho.

La noradrenalina es también otra hormona de estrés que nos prepara para la huida o el combate. Abre los conductos de aire en los pulmones (de allí que respiramos aire demás), envía sangre a órganos vitales como el cerebro y el corazón, en donde los latidos se vuelven más acelerados y bombea más sangre, esto afecta los vasos sanguíneos de algunos órganos no esenciales para éste caso como el estómago y los aparatos reproductivos, de modo a que el flujo sanguíneo se concentra en las partes que ahora sí son esenciales, como las piernas y los brazos, para ayudarte a combatir o huir.


Por eso cuando tienes pánico no quieres sexo, pero sientes hormigueo en las piernas, los brazos y los dedos, estás listo para el combate, pero tienes una presentación en unos minutos en la oficina.

Esto hace que el cuerpo se vuelva más ágil y liviano para enfrentar una situación desafiante, y es lo mismo que sienten los atletas antes de una competición, les ayuda en su "performance".


Así que este sistema no es para nada negativo, todo depende de cómo lo interpretas y tu entendimiento sobre ella.

En el siguiente post llamado “Cómo superar los ataques de pánico efectivamente y sentirse bien de nuevo. (Parte 6)” te voy explicando todo lo que necesitas saber sobre cómo superar la hiperventilación, y qué otros efectos tienen en ti las hormonas de estrés, sobre tu sistema inmunológico y por qué tienes falta de sueño.

Sobre la Autora: Doraliz Aranda es una Consejera Psicológica calificada, escribe desde Derby Inglaterra. Este es un extracto de su audiolibro “La Llave para salir de tu prisión mental de estrés, ansiedad o depresión" (escrito desde la perspectiva de una paciente recuperada)", para ayudarte a gestionar mejor tu salud mental en momentos de crisis e incertidumbre.

El audiolibro lo encuentras sólo en Audible.com

Doraliz también ofrece terapia presencial y online, visita www.doralizaranda.com


Redes sociales
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags