EL DIA DESPUES DE MI CONFESION

Contar la historia que conté ayer no fue fácil, tuve que vencer el miedo y la verguenza y al escribirlo lo reviví, pero necesitaba hacerlo, era muy doloroso ver tanta crítica y desinformación sobre un caso tan triste, que terminó tan mal como el suicidio de una madre que tambien mató a su hijo. .

Gracias a mis contactos de aquí que se atrevieron a compartirlo en sus muros, casi cerca de 100 veces. Tal vez a alguien le dé esperanzas. Mi historia es una historia fuerte, impactante, pero también de supervivencia, y de recuperación.

Hay que entender que depresión no es una enfermedad estática sino progresiva, así como lo es el cáncer.

Comienzas con la ansiedad, pasas a la melancolía, desesperanza, luego a la aflicción, pasas a ideas suicidas con el tiempo, investigas, planificas el momento y lo ejecutas.

Pero no todos consiguen auto eliminarse en el primer intento, tal vez en el tercero o cuarto.

El estado suicida no dura una o dos horas, sino semanas. Es una idea que viene y va, y necesitas estar bajo vigilancia.

La cabeza de una persona depresiva encuentra el mundo oscuro y espantoso, todo lo ve desde esa óptica. Pero la cabeza de una persona suicida ya ni piensa, y pierde percepciones y sensaciones físicas, porque sus neuronas en el cerebro ya no se comunican, no siente dolor físico, por eso pueden auto eliminarse.

Hay varios tipos de depresión como la depresión de invierno, la depresión posparto, el trastorno bipolar que dura toda la vida con fluctuaciones de altas y bajas, y la depresión situacional por problemas financieros, abandono, pérdida de empleo, accidentes, enfermedades de largo plazo.

La depresión posparto es la más volátil, porque es hormonal y hoy en día se piensa que es genético. La enfermedad se activa y el cuerpo pierde control luego de la gestación, y es un tipo de depresión agitada, desesperante, por eso tiene un alto índice de suicidio e infanticidio.

Cuando lean en el periódico que una madre recién parida mató a su bebe, eso es depresión posparto. La mujer no recibió ayuda a tiempo.

Sólo al hablarlo podemos generar una charla, crear un espacio para discutir este tipo de temas tan difíciles, generar grupos de apoyo, organizaciones, entrenar más profesionales en salud mental, destinar espacios en los hospitales para las personas dolientes.

Uno se recupera de la depresión, así como me ven a mi hoy. Estoy completamente recuperada y con una vida de mayor calidad. La depresión es un gran maestro.

Celebridades que han confesado que intentaron quitarse la vida y no lo consiguieron son: Oprah Winfried en su adolecencia, en cantante Billy Joel, Mel B la integrante morena de las Spice Girls, y el periodista viajero que todos conocemos Simon Reeves, hay otros pero no me vienen a la mente.

Tambien compartí el mismo artículo en la plataforma de Jorge Bucay que se lee en toda Latinoamérica, y la historia se ha compartido 1.165 veces y continúa, con más de 100 comentarios. Parecería ser un buen momento para hablar de Salud Mental.

Y ese es el poder de los testimonios de supervivencia, pero lo que conté es muy común, y son los secretos de familia. Hay demasiadas familias con secretos tristemente, porque este problema se esconde. Los que trabajamos en salud mental lo sabemos.

Los tigres no se pueden suicidar, ni las cobras, o las tarántulas, ni los tiburones. Sólo dos especies pueden auto eliminarse en este planeta, los seres humanos y los delfines.

Creo que Dios nos da un mensaje con eso, la gente que se está matando es gente buena, no pueden lidiar con los problemas de este mundo y aprietan el botón de escape.

Necesitamos aprender de depresión urgentemente.

Sobre la Autora: Doraliz Aranda escribe desde Derby-Inglaterra. Ella escribe sobre salud mental y emocional en la vida y en el trabajo luego de su propia experiencia con estos problemas. Para acceder a su libro "La llave" por favor visita www.doralizaranda.com

Redes sociales
Entradas recientes