Mostrando el camino


Ha sido una gran bendición regresar a mi país y poder mostrar mi trabajo, un trabajo que lo hago afuera, pero también deseaba poder generar aquí conciencia, al hablar sobre un tema tabú en la sociedad paraguaya “Salud Mental”, pero que también es tabú en muchas otras sociedades del mundo.

Cuando George A. Moore dijo “Un hombre viaja por todo el mundo en busca de lo que necesita y regresa a casa a encontrarlo", se refería a aquel fallido intento de encontrar plenitud en lo exterior.

También, Shawn Accord, un experto investigador sobre el campo de la felicidad de la Universidad de Harvad dice lo siguiente: "Solamente el 10% de nuestra felicidad de largo plazo está predicha por nuestro mundo externo: salario, autos, casa, trabajo. El otro 90% está determinado por cómo nuestro cerebro procesa el mundo en el que nos encontramos nosotros mismos”.

Por otro lado, viajando a la antigua Grecia, el gran filósofo Epicteto decía: "No es lo que nos pasa, sino lo que nos decimos sobre lo que nos pasa”, refiriéndose a nuestro diálogo interno, al cual debemos prestarle mucha atención en los momentos de estrés en la vida, porque efectuamos un auto- sabotaje.

Sin embargo, no podemos negar que algunas situaciones son muy difíciles. La vida pega bofetadas muy fuertes, como cuando muere nuestra madre, o debemos lidiar con una enfermedad de largo plazo, o descubrimos una infidelidad, o nos despiden injustamente de aquel empleo que amamos.

Esos son los momentos en los que todas nuestras fortalezas serán puestas a prueba, y es allí en donde también nuestra salud mental y emocional deberán resistir tormentas emocionales.

De igual modo a que un trabajo estresante, la presión laboral, o el mal clima de trabajo puede afectar a toda nuestra salud, también lo puede hacer el distanciarse de un ser querido, o el perderlo. La nostalgia, la añoranza, “el techa ga’u” también pueden desequilibrar todo nuestro sistema físico y mental.

Es que los seres humanos somos un fino equilibrio entre cuerpo, inteligencia y emociones. Muchos medicamentos pueden tratar ciertas partes de nuestro sistema orgánico, pero esas partes intangibles como nuestra mente, o nuestras emociones son muy complejas aún para la ciencia, por eso cuida tu salud mental y emocional. No te coloques en escenarios catastróficos cuando las situaciones tengan solución, porque la mente no entiende de bromas, o entre realidad e imaginación. La alarma de tu cerebro se activa ante la primera señal de peligro, “la amígdala”.

Salí de lo que te estresa y no te hace sentirte bien.

Todos tenemos nuestros miedos y preocupaciones para romper una relación, y la realidad es que estamos en una relación hasta con las personas que no nos llevamos bien. Sí, estamos en una relación, en una “mala relación” y hay que tomar distancia, por salud mental.

Yo para romper una mala relación laboral y decidir seguir un anhelo, que era escribir, tuve que primeramente vencer “la vergüenza”. Aquella vergüenza que sentimos todos cuando vamos a hablar de nuestras emociones, de nuestras malas experiencias y de nuestras derrotas. También tuve que vencer “el miedo”, el miedo de perder el prestigio que me otorgaba un cargo, miedo a la incertidumbre, a la inestabilidad laboral, a los posibles ataques y críticas, y en realidad las cosas no salieron tan mal.

Ahora hablo de mi experiencia como paciente de ansiedad y depresión y luego como empleada de multinacionales, y la librería mi dice -“ha salido muy bien tu libro Doraliz” y me sonríe el alma. Pero en su momento tuve que tomar un riesgo. Y así, todos tenemos nuestros miedos.

Pero no todo es dinero, también las conquistas del corazón son importantes.

Lucas 8:16 dice: “Nadie enciende una lámpara y la cubre con una vasija, o la pone debajo de una cama, sino que la pone sobre un candelero para que los que entren vean la luz.”

Para aquellos que en algún momento necesiten de una guía sobre salud mental, una lámpara en el camino, podrán acceder a mis dos libros en dos bibliotecas de Asunción. Podrán leerlos allí sin ningún costo.

No tomes un simple empleo como una carrera, o una persona intolerable como un matrimonio, el maltrato y el abuso no están bien, nadie es feliz en la represión.

Pero debes hacer tu parte, toma una decisión y sal de allí a buscar nuevos horizontes, a darte nuevas oportunidades, ámate a ti mismo lo suficiente y toma esa decisión, elige la vida, elige un nuevo rumbo ya sea en tu trabajo o en tu relaciones personales… Dios está de tu parte.

Libros de Doraliz sobre Salud Mental y Emocional

“La Llave para salir de tu prisión mental de estrés, ansiedad o depresión (escrito desde la perspectiva de una paciente recuperada)”

Biblioteca Augusto Roa Bastos, Manzana de la Rivera.

Dirección: Calle Ayolas e/ Benjamín Constant y Paraguayo Independiente.

“Infierno Laboral (cuando tu empleo afecta tu salud física, mental y emocional, qué puedes hacer).

Biblioteca Nacional.

Dirección: Las Residentas 350 c/ Perú.

Para más información visita www.doralizaranda.com

Redes sociales
Entradas recientes