Agresión pasiva en el trabajo


Muchas personas tienen la gracia de caer en un empleo con un buen clima laboral y en donde las cosas se manejan profesionalmente, pero a lo largo de nuestra vida profesional también podemos terminar en un equipo de trabajo en donde las cosas no marchan muy bien y aspectos personales dañan el ambiente.

Es allí en donde hablamos de salud emocional y psicológica, aspectos muy descuidados en muchos negocios. En otras palabras, la manera en que los empleados se sienten en sus empleos y en consecuencia cómo su trabajo afecta su salud.

Por otro lado, muchos empleados desconocen sobre ley laboral, o a pesar de conocerlo, existen muchos países que aún no regulan al estrés laboral, un tema cada vez más preocupante, porque el estrés es el punto de partida de muchas enfermedades no solamente mentales, sino también físicas.

Cuando hablamos de estrés laboral, existen varios aspectos que pueden ser llevados a una corte, como cuando un empleado enferma debido a la sobre carga laboral o por ser exigido a trabajar constantemente horas extras (pagadas o no).

Pero al hablar de estrés laboral, también hablamos de clima laboral, y allí entran un montón de otros aspectos que caen dentro del ámbito de la empresa sobre cómo manejarlos, porque ocho horas de trabajo en un mal ambiente, definitivamente enferma, y aquí quisiera hablar de un tema importante, la agresión pasiva.

A veces pensamos que los ataques que ocasionan colegas o superiores son solamente ataques directos, pero esto no siempre es así y hay que entenderlo mejor.

Agresión pasiva provenientes de un colega, ocurre cuando el colega se niega a colaborar debido a algún tipo de resentimiento que lleva adentro, pero no habla de ello y así pretende haber olvidado algo y no lo ejecuta, pretende no entender o que no escuchó. Efectuar “el castigo del silencio” es otro, ignorar a alguien o responder con sarcasmo constantemente.

Cuando provienen de un jefe es no prestar la debida atención al subordinado, lo que llamamos coloquialmente “el ninguneo” o saludar selectivamente. También, enviar a un entrenamiento a uno, sin haber efectuado antes una justa evaluación de todo el equipo, otorgando ventaja competitiva a un miembro en particular. Aquí hasta podríamos hablar de discriminación, dependiendo del motivo por el cual no se seleccionó a un miembro, lo cual es un asunto que puede terminar en manos de un abogado experto en ley laboral.

Como vemos la agresión pasiva es un tema importantísimo que no se puede y no se debe ignorar. Estos tipos de problemas pueden generar gran malestar, desánimo y pérdida de la confianza en el negocio por parte de sus empleados (su mayor y mejor activo). Por ello no hay que considerarlas nunca pequeñeces.

Si alguien se acerca y reclama que tal colega no le habla, en vez de acusarle de plagueón, hay que sentarse a escuchar esa queja, porque allí estamos hablando de un quiebre de comunicación y su impacto en el negocio depende del grado de relacionamiento entre ambos puestos, aunque todos los puestos en una organización se encuentran interrelacionados.

Por ejemplo, una cosa es que Ana de Recepción decida no hablarle a Marcos de Logística, porque tuvieron una discusión la semana pasada. Pero otra cosa muy diferente es cuando Ana es amable con todos, pero con el paso de los días aún no le habla a Marcos y recibe una llamada que le concierne a él, sin embargo decide no comunicarle a Marcos que un cargamento está demorado en depósito, cuando existe un envío urgente para un cliente, sencillamente porque Ana no quiere hablarle a Marcos.

Este tipo de conducta por supuesto que también impacta directamente en el negocio, al igual que en la salud psicológica y emocional de Marcos, quien termina así bajo mayor presión y tal vez deba quedarse horas extras para resolver el problema.

Lo mejor para Marcos es lidiar con el problema hablando con su superior y presentando un reclamo sobre la agresión pasiva que está recibiendo de Ana, que le está afectando directamente en su empleo, también su vida personal si ha debido quedarse horas extras, y si continua en el tiempo, también afectaría su salud, pero claramente también afecta el negocio.

Si calla, y simplemente habla con Ana, está condonando y permitiendo una mala conducta y con el tiempo Ana lo volverá a hacer.

El negocio, debe contar con buenos mecanismos para resolución de este tipo de conflictos, y muy lejos de ignorarlo, debe lidiar con ello de una manera humana, pero también profesional.

Fragmento de Infierno Laboral, cuando tu empleo afecta tu salud física, mental y emocional, qué puedes hacer. Visita www.doralizaranda.com

Redes sociales
Entradas recientes