Cuando el final se presenta.



Viví muchos años felices en mi matrimonio, y es más, algunos de esos años sobreviví gracias al cuidado de mi marido.


Los dos últimos años de la relación no pude negar que algo no andaba bien. Luego de mi pedido de divorcio, descubrí una situación que no fue de mi agrado, pero yo también metí la pata durante la relación.


La pasión nos encandila, nos enceguece, y apaga la razón. Eso le ocurre tanto a maridos como a esposas, aunque las esposas salimos más a menudo victoriosas en un affaire, porque socializamos diferente y somos más cuidadosas, porque tenemos mucho más que perder.


Pero a pesar de llegar al final, no todos los matrimonios que culminan han sido un fracaso. No, nada se puede juzgar con la vista puesta en el divorcio únicamente.


Imagina una obra musical al que solo le prestas atención a sus últimas notas musicales, o sales a la pista de baile al final de la canción.


En 12 años me ocurrieron cosas bonitas, tuve alguien que me ayudó a transitar mi recuperación de una enfermedad llamada depresión, me dio una hija, compramos la casa de nuestros sueños, nos animamos mutuamente en periodos de dificultad, cambié de carrera, y también me ayudó a desarrollar la mentalidad que tengo ahora para escribir.


Me casé con un hombre inglés que creció en el sur de Francia, pero de descendencia italiana, y me mostró con generosidad esos tres mundos, sus comidas, cultura y sus grandes escritores, fue un lujo vivir con él más de una década.


De eso se trata también un matrimonio, de ayudarte a evolucionar.


Pero al evolucionar las personas inevitablemente cambian, se transforman, se vuelven diferentes. Cada uno va descubriendo nuevos intereses, hobbies, personas se cruzan en nuestro camino.


Es muy difícil por eso obligar a dos seres humanos a convertirse en par, y obligarlos a estar juntos el resto de sus vidas.


Quienes se ganan la lotería, lo primero que hacen generalmente es “divorciarse”, con lo cual trae a debate si la mayoría de las parejas permanecen juntas debido a constricciones económicas.


Las unidades familiares son muy importantes, soy una gran defensora de la familia, al estilo de la casa de mis abuelos.


Pero mi abuela de 100 años hoy me cuenta situaciones que tuvo que aguantar, y eventos que tuvo que dejar pasar, porque no le quedaba de otra. Antes todo se callaba, y era mayormente la mujer la que tenía que tragarse la saliva, morderse los dientes y cerrar el puño, sin poder dar un paso para cambiar su vida cuando la situación le era desfavorable.


En psicología se entiende un poco mejor ahora sobre amor y pasión, y cada vez es más discutido si ambos tienen estantes diferentes en la vida, porque personas que están en relaciones felices, también terminan apasionadas por otros y otras.


Siempre vamos a apasionarnos, por eso es vital definir con claridad prioridades, mirar al que tenemos a lado y medir el riesgo de perder a esa persona. No todas las mujeres perdonan una deslealtad, ya sea física o emocional.


Mi ex toma vino conmigo a veces, ahora estamos construyendo un nuevo tipo de vínculo, el de la amistad y respeto, porque hemos compartido 12 años juntos. No puedo venir a tratar de forma degradante a quien fuera mi compañero de vida por tanto tiempo, si lo hiciera, no sería coherente con lo que represento.


Pero quiero significar con esto, que a pesar de los finales, también se puede desarrollar una amistad fraternal con un ex, con marcaciones claras de los limites de la relación de amistad para no interferir con el futuro de cada uno, sobre todo cuando existen hijos de por medio, que necesitan ser felices (a pesar de un divorcio).


Este psicólogo y escritor argentino que me gusta tanto, llamado Jorge Bucay dice: “Amor es cuando le dejas volar a alguien, a sabiendas de que en ese vuelo no estará llevando”, con las actitudes de mi ex puedo ver que fui realmente amada, y él también lo fue.


(Sobre la Autora: Doraliz Aranda escribe desde Derby-Inglaterra. Es autora de 4 libros sobre salud mental y emocional, desde la perspectiva de una paciente recuperada. Muy pronto su último libro "El Viaje de regreso a mí" estará disponible en formatos digitales. Para más información visita www.doralizaranda.com/inicio)


Redes sociales
Entradas recientes