9 consejos prácticos para recuperarse de ansiedad y ataques de pánico


Como alguien que ha convivido con estos trastornos por varios años, puedo decir que estoy familiarizada demás con esa jungla mental llena de miedos y angustias inútiles. Pero me he recuperado gracias a varias técnicas.

Una de ellas ha sido entendiendo que ansiedad puede ser existencial o neurótica. La existencial es positiva, nos ayuda a sobrevivir, a planificar el futuro ante un peligro potencial. Un ejemplo es la posibilidad de quedar desempleado en una compañía con ventas muy bajas en el año. El peligro es real, y esta ansiedad nos ayuda a preparar nuestro Plan B a tiempo. Aqui el secreto está en ocuparse en vez de preocuparse.

La ansiedad neurótica en cambio, es aquella que surge de la imaginación y no tiene sentido, como el creer que tienes esta u otra enfermedad (enfermedades psicosomáticas), o pensar que alguien de tu familia está en un peligro inminente, y así quedas atrapado en un autosabotaje constante e inútil.

Quisiera brindarte estas ideas que pueden ayudarte a sentirte mejor, y también sostener en el tiempo un estilo de vida más saludable, al igual que recuperar la paz y la alegría de disfrutar de tu propia compañía.

  1. Medita 10 minutos a la mañana, no importa el tipo de meditación, ya sea Zen, Taoísta, Hinduista con mantras, Mindfulness. En YouTube encontrarás muchos videos guiados fáciles de efectuar. Meditar ayuda a ralentizar la mente naturalmente y a reconectarte con tu paz interior de forma armoniosa. Escucha las "Ondas Solfeggio", son buenísimas para relagarse porque trabajan con nuestras ondas cerebrales.

  2. Aprende sobre los beneficios de la aromaterapia, utiliza plantas con agradable aroma como las orquídeas, jazmines, lavanda o hierbas como la menta o el romero. También existen aceites que puedes ponerte sobre la piel con exquisito aroma. El sentido del olfato activa rápidamente la ínsula del cerebro y el sistema parasimpático del sistema nervioso, lo cual nos relaja naturalmente cuando disfrutamos del aroma.

  3. Camina, mueve el cuerpo, pero efectúa una caminata suave, relajante y envigorizante a la vez, cerca de la naturaleza o de un arroyo o rio (ecoterapia), y contempla aquella belleza. Esto te ayudará a generar nuevos neurotransmisores, lo cual se llama neurogénesis.

  4. Observa tus alimentos, disminuye la cantidad de alimentos procesados y carnes rojas y aumenta las habichuelas, vegetales verdes, pescados, pollo, huevos y nueces, al igual que las frutas de estación, sobre todo aquellas que sean antioxidantes, ya que combaten al cortisol, la hormona del estrés.

  5. Bebe abundante agua. Nada mejor que simplemente agua, evita el té y el café o las bebidas azucaradas. El agua ayuda a todo el organismo a purificarse y a renovarse.

  6. Ve a recibir terapia con un profesional calificado en salud mental y habla de aquello que te genera ansiedad. Necesitas hacer un click en tu mente y cambiar las ideas que tienes sobre esa situación que te está causando ansiedad.

  7. Practica la bondad, la generosidad, sé más compasivo. Haz una actividad que llene tus días, te brinde disfrute y distracción, y a la vez te permita sentirte útil para otros. Esto es muy poderoso para darle sentido y propósito a nuestra vida.

  8. Escribe un diario sobre tu día con las cosas buenas que haz notado. Así practicas la gratitud, lo cual es muy positivo para una buena salud mental.

  9. A la noche lee un libro de historia o investigación. A la vez de aprender, te ayudará a distraerte de las preocupaciones y a conciliar un sueño sereno.

Sobre la autora: Doraliz Aranda escribe desde Derby Inglaterra. Es autora del audiolibro “La Llave para salir de tu prisión mental de estrés, ansiedad y depresión (escrito desde la perspectiva de una paciente recuperada)” e “Infierno Laboral", cuando tu empleo afecta tu salud física, mental y emocional, qué puedes hacer”. Sus materiales se encuentran disponibles en formato ebook y audiolibro en Audible, y en versión inglesa. Para más información visita www.doralizaranda.com

Redes sociales
Entradas recientes