Reloj de pared

El valor de tu tiempo

Hace algunos años miraba una y otra vez las interminables horas que marcaban las agujas del reloj de la oficina.

También dedicaba tiempo mirando la vista que daba hacia un centro industrial, nada agradable para mis sentidos.

Había dejado de sentirme a gusto en lo que hacía, pero continué en esa situación por algún tiempo, porque no tenía idea de lo que deseaba hacer y temía perder un empleo seguro. Pero no estaba obteniendo solamente un salario, estaba vendiendo horas muy valiosas de mi vida.

 

Vivir así es malgastar la vida, aguardando por la jubilación, o que los hijos crezcan. A veces una enfermedad o un evento de la vida interrumpe nuestros planes y nos prueba de que el tiempo no lo tenemos garantizado.

 

Sin embargo es difícil cambiar las cosas de un momento a otro. Algunas situaciones nos generan miedo, incertidumbre, angustia, y decidimos continuar en ella a pesar de la insatisfacción que nos causa.

Sentirse a gusto en la vida significa sentirse a gusto en todos los aspectos, trabajo, hogar, amigos. La felicidad no está fragmentada.

Relojes inteligentes

Estos tiempos con sus eventos y situaciones nos empujan hacia la incertidumbre,  y hacia la contemplación de nuestra propia fragilidad y mortalidad.

 

Nos está empujando a replantearnos varios aspectos de nuestra existencia, a revisar nuestras decisiones y proyectos, el dónde y cuánto de nuestro tiempo, talento y salud vendemos, y a qué precio. Muchas veces ese precio, no es monetario.

Si deseas hablar sobre una situación que te angustia y así rever tus opciones a largo plazo, es bueno contar con una buena terapia.

 

Escoger re-vivir y  el atrevernos a emprender cambios profundos y perdurables, son verdaderos actos de valentía que requieren de mucha contemplación, reflexión y buen juicio, y requieren siempre de un cambio transformacional interno.

Cada hora del día es tiempo de tu vida, tiempo es vida, lo más valioso que posees.

Me puedes escribir a news@doralizaranda.com